“Llegar a la tercera edad es un regalo de Dios”, con estas palabras el alcalde Gustavo Fernández reinauguró el Centro de Atención Integral al Adulto Mayor «Edad Dorada», dónde estuvo acompañado por la primera dama del municipio sureño y presidenta de Damasur, Franciela Núñez de Fernández, quienes hicieron el corte del listón inaugural para el disfrute y el cobijo de los hombres y mujeres de la tercera edad.

Edad Dorada posee cómodas áreas de atención para el bienestar social, atención médica, espacios de áreas verdes, habitaciones totalmente rediseñadas y confortables; también mantiene una pequeña tarima para el disfrute de actividades recreativas, destacando el teatro, bailes y presentaciones de proyecciones cómo películas y videos musicales.

“Nosotros recibimos está casa de abrigo Edad Dorada completamente abandonada, robada, saqueada, desmantelada, y nos pusimos cómo meta recuperarla, porque ustedes, mis abuelitos adorados, merecen espacios dignos como estos”, afirmó Fernández.

La primera dama, Franciela Núñez de Fernández, se mostró visiblemente emocionada y con lágrimas de alegría en sus ojos explicó la satisfacción de cumplir con la labor de asistencia social de atender a quienes lo dieron todo en la vida con un equipo de «ángeles» que han hecho posible esta obra. «Gracias por cuidar de nosotros cuando éramos niños, ahora nos toca a nosotros cuidar de ustedes», precisó.

Con la palabra empeñada del alcalde Gustavo Fernández de “gobernar para el bien”, actualmente se asisten a 40 adultos mayores diarios, laborando desde las 8:00 de la mañana hasta las 3:00 de la tarde, dónde se les brinda atención médica, desayunos, almuerzos y actividades recreativas, trabajando como un centro de apoyo para el adulto mayor.