Turén, Portuguesa, Venezuela, es la región donde se ha desarrollado la mayor área de cultivo desde la promulgación de la Ley de Reforma Agraria. También fue la geografía de Venezuela, donde se asentaron extranjeros provenientes de la segunda guerra mundial, los cuales integrados a las familias locales han dado el fruto de una mezcla de sangre como jamás ha visto nuestro territorio nacional. Ese pequeño pueblo fue designado como el “Granero de Venezuela” en un momento, donde se construyeron la mayor cantidad de silos para la producción agrícola. Es particularmente recordado por tener “negritos” con apellido Blechinger. Catires, ojos azules con apellido Pérez o Rodríguez, que comen “chimó” y son más vegueros que los primeros llaneros de Portuguesa. De esa tierra nacieron al menos tres personajes que recuerdo siempre. El Poeta Carlos Gauna – Desgraciadamente muerto en Caracas – . Manuel Graterol Santander “Graterolacho” y mi padre Carlos José Ojeda. “Carlucho”. Durante muchísimos años en Turén, se acostumbró a el domingo de semana santa. Construir un “monigote” de Judas y leer en la plaza, el testamento de la herencia que el dejaba. Las familias inundaban ese evento, a fin de escuchar los versos de los poetas que sin ningún rubor, se burlaban de sus amigos y otras personalidades.
Es mi intención rescatar la esencia de esos valores y esas costumbres. No pretendo ofender a nadie de los nombrados. Quiero que entiendan que si me burlo o le hago un pequeño poema a mi vecino desconocido, no tendría transcendencia. Por eso lo extrapolo a personajes del ámbito político nacional, regional y local, para que tenga el efecto de rescatar los valores folclóricos que nunca hemos debido abandonar. Han pasado muchas cosas desde, que Chávez ganó. Aun, fallando en la intentona con el coroto se alzó. hoy vivimos un infierno como aquel que viví yo, cuando por treinta monedas, a Jesús hice traición. Por eso pido silencio. Pongan toda su atención. Con mucho arrepentimiento. Les digo de corazón
Que antes de quemarme vivo. Como mi gran redención. El legar algunos bienes. Pongo como condición.
Quizás, con tantos malvados, se han olvidado de mí, no se acuerdan que al mesías por dinero lo vendí.
Con el hombre nuevo creado hay más robo… más traición, tal vez el mayor legado de nuestra revolución.
Como mi muerte ya viene quiero hacer mi testamento aunque llueva y aunque truene lo haré con gran fundamento.
Antes que la luz se vaya. Y quedemos en lo oscuro. Recordemos en silencio a la mami de Maduro.
Mucho silencio señores. Que la tarde quedó muda, pues hoy, les voy a leer
El testamento de judas.
No se asusten, si me olvido
De alguno de mis amigos
Que aquellos a quien nos les lego
Seguro, están hoy conmigo.
Porque lo respeto mucho
Siendo alumno de Carlucho
Le dejo Castro Soteldo
Una chupeta y un dedo.
Un libro con argumentos
Pleno de buenos concejos
Pà` que deje de echa cuentos
Que el llanero no es pendejo.
El, cuando era comandante
Y un Mirage pilotaba
Era un militar sencillo
La actual “bomba”, no se daba.
Como Wilmar, ya cambio
Con gobierno y con poder
Le dejo viejos amigos
pà´ que deje de joder.
Muy conocido en Guanare
sede de nuestra patrona
fue, electo Rafael Calles
!y aunque parezca una broma¡
Le dejo 4 abogados
y una granja chiquitica
por si el mal de los divorcios
con el tiempo resucita.
A Efrén Pérez, no les miento
quiero dejarle alegría
por que entreguo medio arrecho
de Acarigua, la alcaldía.
Un plano sin coordenada
un proyecto sin escala.
Pa que aprenda ingeniería
Del tema. No sabe nada
Al alcalde Primitivo
le dejo las brujerías
que se trajo de agua blanca
cuando su trabajo hacía.
Agua Blanca no es Araure
ni Araure es, todo el Estado
Ni que las calles restaure
Ofreciendo mil promesas
Solo podrá ser alcalde

Del estado Portuguesa.
Onofrio, que fue banquero
de la alcaldia se encargó.
Vive gozando un puyero
como si sembrase Arroz.
Turen, es un pueblo chico
cuentos, chismes y murmullos
le dejo la Gasolina
pà´ que le quede lo suyo.
Como a Enzo no conozco
pero, conozco a su hermano
Quiero legarle la flecha
Donde todos meten mano.
Más que una mano, es un dedo
Que disfruta Abiglianito
Cuando la pluma y la cola
La comparte entre toditos.
A la muñeca, le dejo
Muchos votos de la gente
Para que no haga campaña
con tanto viejo inclemente.
Le dejo mil bendiciones
En una almohada rellena
Y en futuras elecciones
Ya no le duelan las pelas.
Como Miguel y el Cocuy
Se han hecho grandes amigos
Le dejo con Neptali
Una botella de vino.
También les dejo a los dos
El tele de Bolotín
Que el agricultor, lo llame
Pà que reparta el botín.
Como yo, conozco el llano
quiero dejar a Otoniel
un terreno o un negocio
!para que lo que quiera hacer.!
El que manda en el Playón
donde no hay ninguna playa
que pida su comisión
con anzuelo o atarraya.
A Rafael y a Francisco
Los hermanitos, Torrealba
Les heredo un buen saber
y no se mueran de un brinco.
Les lego una gran sorpresa
Para ser gobernador
El hijito de Carlucho
Ingeniero y escritor.
Al Dr. García González
Poeta y ex juez rector
Quiero dejarle una dieta
A ver si cambia de humor.
Quiero advertirle primero
No la compre en Locatel
Ni con toda su experiencia
Joderia, a Luis Rivero.
¿Que les mas les puedo heredar?
A alcaldes, incompetentes
De todos los municipios
Que alaban al Presidente.
Un buen lápiz les entrego
Como si fuese su amigo
Mejor firmen su renuncia
Es lo mejor que les digo.
Ing. Carlos Ojeda.