“¿Recuerdas cuando era desaseo, descuido, mala presentación, una cara con solo 24 horas sin ser rasurada?… Joseph McKadew.

Uno de los pocos grandes lanzadores en la historia del beisbol, que no ha ganado el Cy Young, ha sido Cy Young… Ya sabes por qué.

Ahora, el número de quienes tienen más de uno de estos valiosos trofeos, en los 152 años que van de Grandes Ligas, es de apenas 21. Y solamente dos nativos de Latinoamérica están en ese selecto grupo, según me informan mis amigos de Yeardbarker.

Roger Clemens es un escándalo entre esos ganadores del Cy Young, porque lo ha recibido siete veces.

Le siguen, Randy Johnson, con cinco; y Steve Carlton y Greg Maddux, quienes obtuvieron cuatro cada uno.

Los nativos latinoamericanos en esta fiesta son el quisqueyano, Pedro Martínez, quien coleccionó tres de tales galardones, uno con los Expos, en 1997 y dos con los Medias Rojas, en 1999 y 2000. El otro es el merideño, Johan Santana, quien recibió el Cy Young en 2004 y 2006, en ambas oportunidades uniformado con los Twins de Minnesota.

Otros con tres Cy Young en la lista de Yeardbarker…: Sandy Koufax, Clayton Kershaw, Jim Palmer, Tom Seaver.

Y el resto de los que han ganado dos Cy Young…: Bob Gibson, Tom Glavine, Jacob deGrom, Roy Halladay, Corey Kluber, Tim Lincecum, Denny McLain, Gaylor Perry, Bret Saberhagen, Justin Verlánder.

El Cy Young se entrega desde 1956, cuando lo ganó Don Newcombe, de los Dodgers, y era un solo premio cada año. Así fue hasta 1967, cuando comenzaron a premiar a uno de cada Liga.

Cy Young fue un monstruo del pitcheo. Además de sus 511 victorias, dejó otras marcas inalcanzables, tanto positivas como negativas. Sí, resulta grande hasta por lo que hizo mal. Por ejemplo, parece imposible que alguien en Grandes Ligas llegue a 315 derrotas, y menos que con tal suma de juegos perdidos, sea elevado al Hall de la Fama.

Tampoco llegará nadie a permitir siete mil 92 incogibles y dos mil 147 carreras limpias.
Tampoco habrá otro pitcher capaz de abrir 815 juegos, terminar 749 y lanzar siete mil 356 innings.

Todo ésto lo hizo Young en 22 temporadas, entre 1890 y 1911, con equipos de Cleveland, San Luis y Boston. Debutó en Grandes Ligas a los 23 años y se retiró a los 45. Murió en tranquilidad campesina, en su granja de Newcomerstown, Ohio, el cuatro de noviembre de 1955.

Denton True Young. Llamado Cy porque decían que su recta tenía la fuerza de un ciclón.

No olvides seguirnos en Facebook como Critica24 , en Twitter como @Critica24  en Instagram como critica24oficial y en Telegram como #Crítica24