El Papa Francisco apareció este lunes en el Vaticano, donde le apareció con un bastón y no en la silla ruedas en la que se le vio en días pasados. Su estado de salud es motivo de preocupación; y ha generado rumores incluso hasta de su probable dimisión, que ocupó titulares mundiales hace unos días.

El pontífice llegó este 27 de Junio con paso lento al aula Pablo VI para la audiencia con el movimiento Neocatecumenal pero mucho más seguro que antes de someterse a las infiltraciones en la rodilla para curar los dolores que sufre, y que le impiden estar mucho tiempo de pie o andar, según reseñó EFE.

El sumo pontífice tiene severos problemas en la rodilla derecha, y se somete a tratamientos de infiltración para superarlo.

Los rumores sobre su empeoramiento se agudizaron, cuando suspendió el viaje a la República Democrática del Congo y Sudán del Sur, previsto para principios de julio.

El portavoz del Vaticano, Matteo Bruni, dijo que este viaje se aplazó porque “los médicos consideraron que un esfuerzo excesivo podría hacer que volviese a la situación anterior y no recuperar las ventajas logradas hasta ahora».

Aunque al Papa Francisco se le ha visto con muecas de dolor durante algunas apariciones públicas, desde el Vaticano afirman que “el tratamiento sigue su curso y está dando sus frutos».

No olvides seguirnos en Facebook como Critica24 , en Twitter como @Critica24  en Instagram como critica24oficial y en Telegram como #Crítica24