En los últimos días, durante las movilizaciones de los trabajadores en rechazo a las precariedades salariales, resultaron agredidos dos comunistas, indicó el dirigente Yul Jabour. Una de ellas, Jackeline López, integrante del Comité Central, que sufrió agresiones por parte de “grupos de choque” de la Alcaldía de Caracas. Y Adelaida Zerpa, golpeada por presuntos funcionarios del Sebin cuando trataba de impedir la detención del dirigente sindical Ángel Castillo

El Partido Comunista de Venezuela alertó el lunes de una escalada en las agresiones en su contra por parte del chavismo en distintos escenarios. Expresó su rechazo a la “campaña anticomunista” que dirige el régimen venezolano y el Partido Socialista Unido de Venezuela en su contra.

Yul Jabour, dirigente de la organización política, recordó que en la Asamblea Nacional electa en 2020 se violan los derechos políticos al impedir que el diputado Oscar Figuera tome la palabra y haga saber la posición del partido y de la Alternativa Popular Revolucionaria.

“Voceros del gobierno intentan personalizar el ataque contra el Partido Comunista de Venezuela al presentar nuestra política como una opinión individual del secretario general. Lo que expresa públicamente el camarada Oscar Figuera es fruto del debate colectivo en nuestros organismos”, manifestó Jabour en una rueda de prensa.

PCV no será parte del “pacto”

Cuestionó que las autoridades del chavismo estén negociando con el gobierno de Estados Unidos y que además aprueben leyes “a favor del gran capital”. En ese contexto, afirmó que el PCV no formará parte del pacto del gobierno, al que acusó de ser entreguista, y de la “derecha colaboracionista”, conformada por los actuales parlamentarios que habrían recibido presuntos sobornos para cohabitar con el régimen.

Señaló que en los últimos días, durante las movilizaciones de los trabajadores en rechazo a las precariedades salariales, resultaron agredidos dos comunistas. Una de ellos, Jackeline López, integrante del Comité Central, que sufrió agresiones por parte de “grupos de choque” de la Alcaldía de Caracas, a cargo de la chavista Carmen Meléndez. Y la dirigente Adelaida Zerpa, golpeada por presuntos funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional cuando trataba de impedir la detención del dirigente sindical Ángel Castillo.

“Agradecemos las numerosas muestras de solidaridad enviadas por el Movimiento Comunista Internacional y los partidos obreros; así como las bases del chavismo, amigos y simpatizantes que rechazaron las agresiones contra nuestra militancia”, expresó.

Apoya al periódico tu aporte es importante

Tu donación es muy Importarte , Gracias