Un verdadero calvario es lo que tienen que vivir tanto pacientes renales, como sus familiares buscando un centro de diálisis que tenga la capacidad para realizar este procedimiento.Más de 1000 pacientes tienen que asistir 3 veces por semana para realizarse una diálisis; la duración de este procedimiento médico debe ser de 3 horas por sesión, sin embargo 100 máquinas de 197 existentes entre los municipios Maracaibo y San Francisco se encuentran dañadas.

Habid Vega, vocero general de los pacientes renales de los municipios San Francisco y Maracaibo hizo un llamado al presidente Nicolás Maduro, la ministra de la salud, y el director de nefrología del seguro social para que hagan una inspección por las unidades de diálisis en estás dos entidades zulianas «consignamos a la caja regional un informe detallado de cada centro, es alarmante la cantidad de pacientes que existen solo en estos municipios, sin contar los que vienen de otras zonas como Guajira, Sur del Lago, y Costa Oriental del Lago que requieren realizarse este procedimiento pues es la garantía de vida para los pacientes» destacó.

La Dra. Wendy Quintero, médico especialista en Nefrología explicó la diálisis cumple con la función de limpiar la sangre de los pacientes en los que existe falla renal, ya que los riñones no puede cumplir con su misión de limpiar las toxinas que ingerimos y que se encuentran en la sangre.
La diálisis es un método sustitutivo del riñón, vital para los pacientes renales ya que durante las 3 horas las personas permanecen conectadas a la máquina dónde se purifica su organismo, labor que en su caso no cumplen los riñones.
Vega destacó que en las unidades de diálisis más grandes de la ciudad de Maracaibo, los pacientes deben comenzar sus diálisis a las 2 de la mañana, para dar tiempo a que se puedan cumplir las 3 horas que amerita cada persona «es inhumano que no se garantice la vida de los pacientes renales(…) En ocasiones, algunos pueden recibir dos horas de diálisis, de allí salen descompensados, no se les puede realizar el procedimiento en el tiempo que necesitan por la cantidad de pacientes y quedan a medias generando malestares y quebrantos (…) Los pacientes renales son una bomba de tiempo, ellos van contra el reloj, no pueden esperar a que la máquina este operativa, o que llegue la electricidad, o que haya agua para que se cumpla a cabalidad este proceso(…)solo en San Francisco y Maracaibo hay más de 1000 pacientes que obligatoriamente deben dilializarse 3 veces por semana».

Vega detalló que en el Hospital Universitario de Maracaibo hay 72 pacientes renales «todos los pacientes del Zulia deben pasar por este Hospital centinela, pero no hay cupos» indicó.Por último, Habid Vega vocero de los pacientes renales hizo un clamor, (como padre de un joven de 18 años con insuficiencia renal), a las autoridades para que visiten la capital zuliana y den soluciones definitivas a las personas que necesitan de estás máquinas para seguir viviendo.

Nayive Molina Camarillo

C.N.P. 25.828