Gustavo Fernández solicita aprobación urgente de la Ordenanza de Convivencia Ciudadana

En la mañana de este martes, el alcalde Gustavo Fernández, solicitó al Concejo Municipal de San Francisco la aprobación urgente de la Ordenanza de Convivencia Ciudadana, debido al fatal evento de colisión y arrollamiento ocurrido en la noche de este lunes, en la calle 161 de la urbanización San Francisco, el cual dejó el saldo fatal de un menor de edad fallecido, y seis personas más heridas. 

Al respecto, el burgomaestre sureño, manifestó “la preocupación mayúscula ante la situación dolorosa ocasionada por un conductor bajo los efectos del alcohol, en horas de la noche de este lunes, quien arrolló a un grupo de menores que se encontraban revisando y recogiendo desechos sólidos, dejando a un niño fallecido, identificado como Hernán Franco (9)”, destacó.

Aunado a esto, Fernández informó que otras seis personas resultaron heridas, identificadas como Hernán Ramos (17), con traumatismo, David Puchaina (15), quien se encuentra en condición de cuidados intensivos, y por quien pedimos a Dios por su pronta recuperación, José Sandrea (15), Giovanna Medina (22), Isaías Medina (6), Guillermo Solis (18), quienes se encuentran estables”, aseguró el alcalde.

Asimismo, Fernández reiteró la necesidad de un decreto de emergencia que regule el comportamiento de la ciudadanía, “por lo cual solicitamos celeridad en la aprobación de la ordenanza en la que viene trabajando la Cámara Municipal, ya está bueno de conductores consumiendo bebidas alcohólicas, que actúan de manera irresponsable sin medir consecuencias, en esta ocasión, cobró la vida de un niño, y alguien debe responder ante las autoridades, tenemos que coadyuvar esfuerzos para controlar el abuso de algunos ciudadanos, es un clamor de la gente de San Francisco”, enfatizó el alcalde Fernández.

En tal sentido, el asesor de la alcaldía sureña, Jaime Montilla, leyó el decreto municipal, a través del cual se instruye a la Policía Municipal de San Francisco para que despliegue, en todo el territorio municipal y con todos los medios materiales y tecnológicos disponibles. A los efectos de reivindicar el carácter coactivo de las multas, se establece en el caso de las sanciones previstas en las normas nacionales y municipales sanciones que van desde un salario mínimo urbano, equivalente a un petro o 60 dólares.

Por otra parte, Ronald Prieto, presidente de la Cámara Municipal de San Francisco, indicó estar de acuerdo en apoyar el cumplimiento de las sanciones para los ciudadanos que no respeten las normas de convivencias, “estamos adecuando las normas a la realidad que vive el municipio, la ciudadanía debe entender que llegamos a legislar para el bien de todos los ciudadanos, debemos hacer de San Francisco un municipio seguro”, destacó Prieto.