Este lunes 08 de agosto el equipo político estadal del Partido Socialista Unido de Venezuela en el estado Zulia (PSUV) a través de un encuentro con los medios de comunicación rechazó de manera categórica los hechos de violencia que protagonizaron concejales de oposición durante una sesión efectuada en el Concejo Municipal de Lagunillas. Evento en el cuál fue agredida la concejal chavista Yulimar Morales.

El pronunciamiento fue emitido por Luis Caldera Comisionado de Organización del PSUV Zulia quien explicó que durante la actividad legislativa municipal un grupo de concejales pretendía restituir el nombre de Alonso de Ojeda a la capital del municipio Lagunillas luego de un amplio proceso legal que por unanimidad fue cambiado a Rafael Urdaneta en honor a uno de los grandes próceres de la independencia venezolana.

En este orden, Caldera repudió el ataque físico y moral que sufrió la concejala psuvista ante la indiferencia de los oficiales de la policía municipal de Lagunillas por lo que instó al Ministerio Público iniciar una investigación que permita determinar responsabilidades y aplicar sanciones judiciales, «Exhortamos al Alcalde de Lagunillas y al presidente de la Cámara Municipal a deslindarse de acciones terroristas que van en contra de la dignidad de la mujer y soslayar la imagen del hombre más leal a nuestro Libertador Simón Bolívar», aseveró.

Por otra parte, el vocero regional del partido de Chávez también solicitó al Ministerio Público y al CICPC desarrollar una investigación en un territorio comunal del municipio Cabimas donde este fin de semana cuando se llevaba a cabo el proceso de renovación de las estructuras del Consejo Comunal se suscitaron acciones de violencia que ocasionaron personas lesionadas y un herido de bala. Por ende aseveró que si se llegará a confirmar que los involucrados pertenecen a las filas del PSUV serán severamente penalizados.

Resaltó que la renovación de las estructuras de los Consejos Comunales es un proceso dirigido por el puebloy no permitirán que un pequeño grupo empañe la participación de
más de 5 mil 600 Consejos Comunales en el Zulia que avanzan en la consolidación y elección de la voceria comunal.

Asimismo, Luis Caldera calificó cómo una acción discriminatoria y excluyente el desconocimiento de la Comisión Permanente de Pueblos y Comunidades Indígenas y la concejal indígena Arly González por parte de la junta directiva de la Concejo Municipal de Maracaibo y su presidente Eduardo Vale quienes no permiten la participación en la organización de las sesiones referentes a los pueblos originarios entre ellos el Día Internacional de los Pueblos Indígenas a conmemorarse este 09 de agosto.

Agregó que el partido permanece vigilante ante esta serie de acciones fascistas que ejerce la derecha desde los espacios gubernamentales que controla en el Zulia con el objetivo de crear inestabilidad y vulnerar la paz de la población.