The Walt Disney Company anunció este miércoles 10 de agosto que suma 221,1 millones de suscriptores en sus plataformas de «streaming» en todo el mundo, superando por primera vez a Netflix, que cuenta con 220,6 millones de abonados a su servicio.

Sin embargo, la posición de Netflix como plataforma líder no peligra, ya que la factoría Disney reparte su oferta entre varias marcas: la internacional Disney+ (152,1 millones); la estadounidense Hulu (46,2 millones) y la deportiva ESPN+ (22,8 millones).

Aun así, el crecimiento de Disney en el mercado del  contrasta con la situación de su principal competidor, que arrastra dos trimestres con pérdida de clientes. Además, se plantea medidas como cobrar un extra por compartir cuentas o introducir publicidad en la suscripción más barata.

Por su parte Disney, a pesar de que continúa sumando suscriptores, es ajena a los problemas de rentabilidad que las plataformas audiovisuales.

Sus tres servicios arrojaron unos resultados flojos en el último trimestre. Sobre todo debido a unos mayores costos de programación y producción, y han dejado una pérdida combinada de 1.100 millones de dólares.

Por esto, la compañía anunció que el 8 de diciembre aplicará una nueva estructura de precios. Esto con el objetivo de hacer rentable el negocio de «streaming».

Desde que Disney+ se lanzó hace apenas dos años, el conglomerado empresarial más importante de Hollywood centró su estrategia en atraer clientes a su plataforma de «streaming».

Asimismo, durante la pandemia estrenó directamente por «streaming» cintas de estudios tan importantes como Pixar («Luca», «Onward»).

En su informe de resultados, The Walt Disney Company indicó que ha ganado 2.983 millones de dólares en los últimos nueve meses, un 62 % más respecto al mismo periodo del año anterior, impulsado mayoritariamente por sus parques de atracciones.

NAM/Agencia