El gobernador de Zulia , Manuel Rosales Guerrero encabeza el equipo multidisciplinario que atiende a más de 400 familias del municipio La Cañada de Urdaneta, producto del paso de 2 trombas marinas, que tocaron tierra con vientos de gran magnitud.

» Tenemos más de 400 familias afectadas, 300 viviendas resultaron destruidas productos de este fenómeno natural, donde hay viviendas destruidas, casas sin techo, otras con daños menores, tres canchas deportivas, una escuela destruida, el Mercado Municipal también destruído en la parroquia Chiquinquirá, en el sector la Ensenada y Palmarejo. Estamos trabajando en un censo para proceder con una estrategia bien clara y definida, los tres niveles de gobierno, para dar repuesta contundente e inmediata en cuanto a lo que tiene que ser, la atención de la gente y la solución a los daños materiales», expresó el líder del Zulia.

Destacó que se encuentra en comunicación con representantes del gobierno nacional, y equipos de Corpoelec se encuentran desplegados tratando de solucionar el problema.

En materia social, los equipos de apoyo y atención de la Gobernación del Zulia realizan la entrega de alimentos, activaron 2 clínicas móviles con personal médico y entrega de medicamentos.

Rosales manifestó que viene trabajando junto a la alcaldesa Nilda de Atención para que las personas afectadas cuenten con un refugio. De allí la importancia del censo que se realiza para luego evaluar y comunicarlo a nivel nacional.