Xavi Hernández es consciente de mantener el ritmo de crucero impuesto por el Real Madrid en este Clásico por la Liga. Por tanto, el FC Barcelona volvía a ponerse el mono de trabajo con la intención de sumar tres puntos más en su casillero. Todo ello, además, tras darse un festín ofensivo contra el Viktoria Plzen en la fase de grupos de la Champions. En cuanto al Cádiz, atraviesa una tesitura muy comprometida en el tramo inicial de este curso.

Sergio González, muy cuestionado en el banquillo del Nuevo Mirandillasaldría de inicio con Jeremías Ledesma bajo palos. Un arquero que estaría resguardado en defensa por Joseba Zaldua, Momo, Luis Hernández y Pacha Espino. En cuanto a la sala de máquinas, los locales se decantarían por Fede San Emeterio y Álex Fernández. Brian Ocampo e Iván Alejo darían profundidad a los costados, tratando de conectar con Rubén Sobrino y Lucas Pérez.

Por su parte, el Barça contaría en la portería con un Marc-André ter Stegen que está volviendo a mostrar su mejor versión con la entidad presidida por Joan Laporta. Héctor Bellerín tendría sus primeros minutos con la zamarra culé, acompañado en la zaga por Gerard Piqué, Ronald Araujo y Alejandro Balde. La medular quedaría integrada por Sergio Busquets, Gavi y Frenkie de Jong, dejando el ataque para Raphinha, Ferran Torres y Memphis Depay.

Buenos minutos del Cádiz

Con la mente puesta en Múnich (por el Bayern), Xavi tiraría de rotaciones al dar descanso a Jules Koundé, Pedri González, Ousmane Dembélé y Robert Lewandowski. La puesta en escena del Cádiz sería muy positiva, aunque Sobrino no sería capaz de poner en apuros a Ter Stegen. El Barça estaba dejando serias dudas en su parcela defensiva, aunque se quedaría a un paso de tomar la delantera. A saber, el golpeo de Raphinha se toparía con la madera.

Bellerín no estaba logrando percutir por el flanco diestro, al tiempo que Momo Mbaye se anticiparía a un Gavi que se estaba postulando como el mejor de los suyos en el campo. Raphinha seguía mostrándose activo, si bien es cierto que le faltaba algo de acierto en los metros decisivos. Frenkie también se incorporaba con la intención de romper la paridad en el electrónico, a lo que conviene agregar que el chut de Ferran se marcharía por encima del larguero.

El FC Barcelona no perdona

Desde los primeros compases del segundo acto quedaría claro que el entrenador del FC Barcelona acabaría tirando más pronto que tarde de su fondo de armario. San Emeterio estaría cerca de superar a Ter Stegen, aunque su golpeo no sería precisamente certero cuando estaba a la altura del punto de penalti (no era una pena máxima). Y el que no fallaría sería Frenkie de Jong, una jugada marcada por un toque de calidad de Raphinha (0 – 1).

Los catalanes agitarían el árbol con Robert Lewandowski (Memphis), Ousmane Dembélé (Ferran) y Pedri (Gavi), justo después del gol de De Jong. Y hablando de acierto de cara a puerta, hay que valorar a un Lewy que continúa de dulce desde su llegada procedente del gigante bávaro (0 – 2). Además, el FC Barcelona golearía a su adversario con los tantos de Ansu Fati (0 – 3) y Dembélé (0 – 4). Por su parte, el Cádiz continúa en caída libre. Por último, el encuentro estuvo interrumpido muchos minutos por los problemas de salud de un espectador.

Fuente: fichajes

Tu opinión es importante para nosotros, déjanos tu comentario y síguenos en   InstagramTwitterFacebook recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo. si deseas apoyar al periódico puedes hacerlo por PayPal muchas gracias!