Dos mujeres que venían cometiendo una seguidilla de estafas con el sistema de pagó-móvil, quedaron detenidas y pasadas a órdenes del Ministerio Público para rendir cuentas sobre sus fechorías.

     Se destaca en las versiones del caso que el hecho se registró en el barrio “El Cambio” de la ciudad de Guanare, capital del estado Portuguesa, donde las mujeres ya habían fijado como próxima víctima a los propietarios de una panadería, “El Tío”, localizada en la avenida principal, sin percatarse que funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) de esta región, adscritos a la Coordinación de Investigaciones de los Delitos Contra la Propiedad, estaban siguiéndoles los pasos ante la serie de denuncias formuladas sobre sus actividades delictivas.

     El pasado sábado 9, a las 5:00 de la tarde, las referidas mujeres luego de seleccionar varios productos de primera necesidad en la referida panadería, al momento de realizar el respectivo pago de los productos, procedieron a mostrar un mensaje de pago-móvil editado, denominado como “Pantallazo”, tal como lo habían hecho en pasadas  oportunidades en diferentes establecimientos comerciales. En ese momento entran en acción los agentes de la Policía Científica y proceden a capturarlas de manera flagrante.

Quedaron identificadas como:

– MARIANA CAROLINA HERNÁNDEZ, de 28 años de edad, natural de Guanare, de oficios del hogar, sin registro policial.

– YULIMAR MARINA LEÓN DELGADO, de 25 años de edad, natural de Guanare, quien dijo ser obrera, sin registro policial.

Como evidencias de interés criminalístico se les incautó:

– Un equipo telefónico marca ZTE modelo Blade 210, color Azul y Negro, IME  869897053673256, IME  869897053773256.

– Un equipó telefónico marca Tiger modelo G1815 color rosado y blanco, IME 356222085077370, IMEI 356222085077378.

    El procedimiento se cumplió en el marco de la Gran Misión Cuadrantes de Paz, siguiendo lineamientos del comisario general (CICPC) Douglas Rico, director nacional de la Policía Científica; y bajo las órdenes del comisario general (CICPC) José Ascaño, jefe del CICPC en el estado Portuguesa, en atención a las aspiraciones del pueblo en cuanto a garantías de paz y seguridad ciudadana.

    El caso pasó a conocimiento de la Fiscalía Primera del Ministerio Público del Primer Circuito Judicial del estado Portuguesa, donde se proseguirá con las averiguaciones correspondientes.-

ED