Tras pasar aproximadamente una semana de lluvias en el municipio Sucre, el alcalde Jonis González, manifestó que los pobladores viven en estado de alarma por la continuación de las precipitaciones en el Sur del Lago.

González manifestó que de las seis parroquias del municipio tres de ellas tienen afectaciones severas donde existen aproximadamente 230 familias damnificadas en cuatro refugios dispuestos en las localidades que tienen mayor inundación.

«Es lamentable la situación, con las familias que lo han perdido todo, en la parroquia de Heras están afectadas la comunidad de San José, San Antonio, Aguas Calientes donde se reportaron 40 familias damnificadas, en Monseñor Arturo Celestino Álvarez están inundadas las localidades de La Trinidad, La Victoria, San Isidro, Chimomo, y en Gibraltar en su capital tiene aproximadamente 120 personas en un refugio en Villa Dolores, también tenemos bajo las aguas la población de Boscán», así lo afirmó el burgomaestre.

Las inundaciones son producto del desbordamiento de los ríos Chiruri, Tiucani, el 15, Tintinillo, Torondoy, Aguas Caliente, Culebra, El Guamito, El Arenoso, entre otros. González explicó que los afluentes de agua dulce provienen desde la cordillera los cuales desembocan en el Lago de Maracaibo.

«Los andes también resultaron afectados por las precipitaciones, por lo cual esas aguas son productos de las torrenciales lluvias acaecidas», puntualizó González.

Primera vez

El primer mandatario municipal dijo que esta situación es primera vez que se vive en el municipio Sucre. «Esta situación trágica y alarmante es novedosa en nuestro territorio, los habitantes de las seis parroquias viven en estado de alarma con las lluvias que amenazan con continuar y los diques de los ríos están colapsando y amerita una intervención del Gobierno nacional».

Jonis González manifestó además que en Gibraltar hay 80 familias damnificadas en el refugio de Las Cabañas, asimismo en puerto La dificultad se reportaron 120 familias distribuidas en la escuela y la iglesia del lugar.

La parroquia Heras está bajo estricta vigilancia por la continuación de las precipitaciones.

Por último, declaró que recibió ayuda médica oportuna por parte de la Gobernación del estado Zulia. «Tenemos un trabajo mancomunado para mitigar el impacto que viven los pobladores de Sucre».