Hubo unos que no creían, y peor aun: no querían; pero lo hicimos.

Ahí está, iluminada, resplandeciente, la plaza Bolívar de Morrones.

Son pequeñas cosas; pero el pueblo las valora y las agradece.

Luego de un pasado nefasto y negro, ha vuelto la luz.

¡Esto apenas es el comienzo!

El alcalde de Guanarito, Valmore Betancourt