Continúa la exposición del gran pintor Julio Árraga en la sala que honra su nombre, en el edificio Andrés Eloy Blanco, en la avenida El Milagro, reinaugurada por la gobernación del Zulia, a través de la secretaría de Cultura.

En tal sentido, la secretaria de Cultura, Viviana Márquez, extiende la invitación para todo el público zuliano, a visitar en esta temporada de vacaciones escolares, para presenciar una visita guiada de la exposición 150 años del natalicio de Julio Árraga, con los especialistas en arte, Víctor Fuenmayor y Jimmy Yánez, este sábado 13 de agosto a las 11 de la mañana.

 Galería Julio Árraga

“Esta es una bonita exposición que realizamos con todo el amor a nuestros valores, a los iconos zulianos, enalteciendo nuestra idiosincrasia, y la hacemos gracias a nuestro gobernador Manuel Rosales, a la familia Árraga y a los coleccionistas particulares e institucionales, que por su desprendimiento nos permitieron acceder a sus obras para ser expuestas a los ojos de todos; al curador Jimmy Yánez y a su equipo, por su profesionalidad y por no dudar ni un instante cuando le pedimos acompañarnos en este viaje mágico. Así como también a Víctor Fuenmayor, reconocido crítico de arte, que ha recibido galardones nacionales e internacionales como escritor y artista plástico, y que también ha tenido la gentileza de aportar su profesionalismo a nuestra labor cultural y humana”, expresó Márquez.

Es así como este sábado 13 de agosto la secretaría de Cultura del estado Zulia ofrece esta actividad especial: Visita Guiada 150 Años del natalicio del pintor Julio Árraga, con la participación de estos dos grandes profesionales del arte, Jimmy Yánez y Víctor Fuenmayor. Otra oportunidad para apreciar los maravillosos trazos del icónico artista, con obra como la Caída de la Nieve, una de las más emblemáticas, rescatada de los escombros por el gobernador Manuel Rosales, como él mismo lo mencionara el día de la reinauguración de la galería y de la exposición del sesquicentenario del natalicio del pintor.

Extensa es la obra que dejó Julio Árraga, quien trabajó de manera férrea en hacer del impresionismo una técnica personal que pudiera servirle para traducir a ella su poética y subjetiva visión de la naturaleza. Fue creando una obra de gran diversidad de temas y profundo sentido de observación de la atmósfera y la luminosidad. El movimiento que supo imprimir a la composición con varios personajes, la densidad vibrante y rica de matices de su empaste y el interés humano que lo llevó a elegir sus temas en la vida diaria, son valores que comunican a su obra paisajística, no solo por su valor estético, sino por su carácter de crónica y documento, sin el cual no se explicaría la revalorización de este notable paisajista.

Fuente: diarioelregionaldelzulia.com