En dos procedimientos llevados a cabo, por uniformados del Centro de Coordinación Policial Cañada de Urdaneta, ejecutados en los municipios Cañada de Urdaneta y San Francisco, lograron darles captura a tres sujetos investigados por los delitos de extorsión, amenazas y amedrentamiento, información que se conoció por intermedio del C/J Sergio Villasmil director general del Cuerpo de Policía del estado Zulia (Cpez).

Debido al manejo de varias denuncias sobre amenazas y extorsión, interpuestas por ciudadanos y comerciantes, se activó un grupo de investigación, que logró dar con el paradero de los delincuentes, en los mencionados municipios.

En el barrio Blanquita de Pérez, parroquia Domitila Flores del municipio San Francisco, fueron aprehendidos, Anderson Ramón Villarreal Sánchez, junto a su pareja sentimental de nombre Liliana Morillo, quienes tienen vínculos con los Grupos de Delincuencia Organizada (GEDO), «El Jet Nava» y «Los Meleanes», quienes ubicaban a sus víctimas, fotografiaban sus residencias y negocios, luego los contactaban a través de un número Internacional de Whatsapp, donde les exigían entre 300 y 500 dólares mensuales, para no arremeter contra su integridad y las de sus familiares.

Mientras que en el sector Puerta Urdaneta, parroquia Chiquinquirá del municipio Cañada de Urdaneta en una entrega controlada, fue capturada Adriana Yamileth Villalobos Medina, quien hacía parte del GEDO de José Leonardo «JL La Burra» quienes les exigían a sus víctimas la cantidad de 1500 dólares, los denunciantes manifestaron a los Cpez que ellos eran contactados por un hombre que decía estar recluido en una prisión del estado Trullijo, se identificaba con el alias de «Jorgito» les daba el número telefónico de Villalobos Medina, quien era la encargada de recibir el dinero de la extorsión. Los uniformados constataron a la mujer y se citaron en el lugar acordado con el hampon y sus víctimas para la entrega del dinero, al llegar al sitio observaron a la mujer que cumplía con las características descritas, los investigadores le realizaron una llamada telefónica para informales que le iba a entregar lo acordado, una vez Adriana abrió la llamada, fue detenida y llevada al comando donde rinde declaratoria.

Ambos casos quedaron en manos de la Fiscalía 48 del Ministerio Público, las autoridades intensificaron las averiguaciones, no descartan próximas capturas por este caso.

Tu opinión es importante para nosotros, déjanos tu comentario y síguenos en   InstagramTwitterFacebook recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo. si deseas apoyar al periódico puedes hacerlo por PayPal muchas gracias