«Ante la insuficiencia en las reservas de gas, el país importaría el combustible de Venezuela», señaló la nueva ministra de Minas y Energías, Irene Vélez. Al respecto, José Ignacio López, director ejecutivo de investigaciones económicas de Corficolombiana, comentó que no producir gas en Colombia y comprárselo a Venezuela, no mejora en nada las emisiones globales.

«Hacer esto solo trasladaría la producción -y la inversión y los empleos- de un lado de la frontera a otro. A la atmósfera no le importa si se produce acá o allá, pero Colombia si perdería su autosuficiencia», dijo. Y, con esto, es posible que se retome el debate de lo que ocurriría con el precio del bien en el país. Según Ecopetrol, el costo del gas domiciliario podría triplicarse en caso que se opte por cesar la exploración y extracción del combustible.

Irene Vélez, filósofa y con postgrados en geografía política y estudios culturales, afirmó que el país tiene reservas de gas de siete a ocho años. «Si necesitáramos llenar nuestra matriz energética se podría hacer la conexión de transporte de gas con Venezuela«.

De acuerdo con la ministra de Minas, en cumplimiento de los compromisos de campaña, el nuevo Gobierno no firmará nuevos contratos de exploración. «Eso es una cosa que ya se dijo en campaña y es algo a lo cual le vamos a cumplir a la ciudadanía»

La cabeza de la cartera aseguró también que los contratos de exploración que se encuentran vigentes seguirán su curso y culminación establecidas, pero que el cambio en la balanza energética no tendrá marcha atrás, detalla La República de Colombia.

NAM/Notitarde