Con la intención de recuperar y reacondicionar el Centro Clínico Ambulatorio Urbano III El Silencio, el Gobernador del Zulia, Manuel Rosales, y el Alcalde de San Francisco, Gustavo Fernández, inspeccionaron todas las áreas de este centro asistencial ubicado en la parroquia Domitila Flores.

El mandatario regional expresó que “esto fue un modelo de atención en salud, construido con mucho cariño y amor. Hoy vinimos a inspeccionar y declaramos que este será el centro de salud más importante de San Francisco. Vamos a redimensionarlo y convertirlo en un hospital moderno que cubra las necesidades de los habitantes del municipio”.

En esta inspección conjunta estuvieron presentes María Moreno, Secretaria Regional de Salud; Marisela Reverol, presidenta de Fundasalud; Juan Carlos Rangel, director del Instituto Municipal de Salud; y Katherine Bravo, directora del Ambulatorio, entre otros miembros del gabinete de gobierno regional y municipal.

“Aquí vamos a empezar a trabajar y a establecer prioridades, no se pueden cerrar los hospitales para hacer los trabajos. Ya aquí tenemos exámenes de hematología completa totalmente gratuitos, se realizan alrededor de mil exámenes mensuales y hay áreas que aún se mantienen y que la gente tiene que cuidarlas”.

Rosales anunció además la incorporación, según un nuevo diseño y concepto de salud, de un área de hospitalización que hasta el momento no existía en ese centro hospitalario, el mismo que atiende alrededor de 600 familias de las comunidades aledañas.

Por su parte, el alcalde de San Francisco, Gustavo Fernández, expresó que este trabajo será en conjunto con la municipalidad y se comprometió a continuar trabajando por la recuperación de los espacios de salud del municipio.